Un ingrediente clave e importante para las empresas, y una de la razón de su existencia, son los clientes a los cuales se les provee los productos y servicios. Las empresas crecen en base a sus clientes. Personas dentro de la empresa hacen la tarea de acercar más clientes para que compren los productos o servicios, tarea, que no siempre se hace de la forma más organizada.

Si bien se generan ventas y existe crecimiento, cuando no estamos bien organizados perdemos información valiosa durante el proceso de captación, venta y post-venta. Cada prospecto y cliente nos provee información sobre el producto o servicio, de su precio, de su uso, de la competencia, ideas, conceptos, de la temporada, información que puede ser de utilidad para la empresa, para el desarrollo del producto o para nuevos productos o servicios.

La implementación de un CRM, acompañado con una estrategia, nos puede dar los siguientes beneficios:

Organización

En lo primero que nos ayuda la implementación de un CRM es a organizarnos como empresa, a tocar temas que es posible no se hayan revisado como el proceso mismo de ventas, el rol de cada quién en el proceso, la información que manejamos en el proceso, el tipo de clientes que queremos como organización. En el proceso para la implementación de la estrategia del CRM hará que definamos temas que nos permitirán organizando mejor e ir dando sentido y dirección enfocados en un objetivo común.

Lo que más podamos saber de nuestros clientes nos permitirá ofrecerles mejores productos o servicios que satisfagan sus necesidades reales. Toda la interacción que generemos con él, como notas, correos, documentos, etc, que antes estaba por todos lados, ahora estará en un lugar común en donde podremos revisarla y analizarla. Con la organización podremos reducir el tiempo de buscar información mejorando la experiencia del cliente en los tiempos de respuesta y en el servicio que le damos. No importa la persona de contacto del cliente con la organización recibirá un servicio similar.

Comunicación

El contar con un lugar común para almacenar la información y un proceso común, mejorará la comunicación hacia el cliente y con el equipo de trabajo. Cualquier persona en la organización puede atender al cliente con un mismo nivel de servicio y generará el mismo tipo de información que cualquier otra persona y quedará almacenada para su uso. Apoyar en el proceso de venta será más fácil al contar con la información a la mano.

Mejora el servicio al cliente

¿Actualmente conoce si el cliente ha tenido algún problema en el pasado?, ¿Conoce como ha crecido su cliente? Manteniendo la información del cliente accesible y actualizada podemos conocer el historial del cliente, que ha comprado, con quien, quien lo ha atendido, de que se ha quejado, que le ha gustado, cuando compra, cuando hace presupuestos, etc. Con toda esta información podemos apoyarlo de la forma correcta en el tiempo correcto dando un mejor servicio al cliente.

Mejora interna

Con un proceso establecido y trabajando de una manera uniforme podemos establecer diferentes métricas, diferentes a los objetivos de venta. Podemos empezar a revisar la calidad de los prospectos que generamos, la cantidad de oportunidades que cerramos contra las que generamos. Estas métricas nos dan información valiosa que nos ayudará a y realizando mejoras para ir alcanzando nuestros objetivos. Con ello podemos enfocarnos en cerrar más, ser más eficientes, más productivos, aplicar nuestro esfuerzos y recursos en donde más se necesita.

Como vemos implementar un CRM no es simplemente el software, es implementar una estrategia que nos permita crecer como empresa, que nos permite ir organizándonos para ser cada vez más profesionales y lograr un mejor servicio al cliente. La información que nos provee el cliente también será valiosa para retroalimentar a nuestros proceso y productos, información con la que ahora si contamos y podemos utilizar.

Beneficios de un CRM para la organización
Compartir:
Tagged on:     

Leave a Reply