Cuando iniciamos un proyecto buscamos alcanzar un objetivo a través de un plan, y es casi seguro que tendremos obstáculos en el camino o que el plan puede no funcionar. Para poder prevenir esto tenemos que pensar en que puede salir mal  o no salir como esperábamos, es decir identificar riesgos del proyecto.

Identificar riesgos en el proyecto y darles seguimiento siempre ha resultado en algo que se nos olvida y terminamos siendo reactivos ante ellos. Los riesgos pueden tener diferentes fuentes, la tecnología, el usuario, el equipo, la agenda, el presupuesto, calidad, etc. Lo importante es identificar que puede salir mal, que nos puede alejar del objetivo, generar un plan de mitigación y de contingencia.

Sobre los riesgos más importantes identificamos acciones que podemos ir haciendo para que el riesgo no se presente y que debemos de incluir en las tareas de nuestro proyecto. Si el riesgo se presenta debemos hacer lo que definimos en nuestro plan de contingencia, es decir, el plan B.

Si bien podemos identificar una gran cantidad de riesgos en nuestro proyecto no será posible atender a todos, hay que estar al pendiente de aquellos que tengan un mayor impacto en el proyecto y mas posibilidades del ocurrir, del resto de ellos podemos ocuparnos si existe algún cambio o podemos reaccionar ante su aparición. Lo importante es identificar los riesgos , planificar y monitorear durante toda la vida del proyecto.

Riesgos, una práctica olvidada
Compartir:

One thought on “Riesgos, una práctica olvidada

  • June 6, 2010 at 3:50 am
    Permalink

    Buen tema, es un hecho que siempre estamos mas preocupados del QUE y nos olvidamos del COMO. Muchas veces influenciados por la gerencia o amarrarnos con tiempos que en la realidad son muy difíciles de poder llevarse a cabo. Dentro de esos puntos se encuentra la planificación de los riesgos del proyecto. Hace muy poco tiempo tuve una mala experiencia ejecutando un proyecto de innovación tecnológica, donde la planificación creada para llevar a cabo el proyecto tenía una estimación de tiempo de 1 mes y 2 semanas, pero el plan de riesgos del proyecto nunca lo confeccionaron, por ende nunca pudieron estimar la curva de aprendizaje que conlleva un proyecto de innovación tecnológica, y el Product Manager se amarró con tiempos imposibles de llevar a cabo, pero que desde la gerencia fueron muy bien vistos, porque a menor tiempo, menor es el costo (un error común). Pero lamentablemente, el proyecto se terminó atrasando y comenzaron a sucitarse problemas con el equipo.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *